Historia antigua

Durante muchísimos años se ha dado por hecho que la antigua aldea de Bañuelos fue el embrión de lo que luego llegó a ser Baños, los hallazgos arqueológicos de los últimos años y algunos estudios y documentos nos indican que esta creencia es un verdad a medias, ya que la antigua aldea de Bañuelos y el actual pueblo de Baños, subsistieron los dos durante varios siglos hasta bien entrada la edad media.

Todos aquellos que pudimos ver los restos arqueológicos que salieron a la luz al construir una granja a la salida de Bobadilla en los años 70 nos hace pensar que lo que apareció allí no era lo mismo que aparece en los restos de las aldeas. el poblado berón, que se asentaba en el Villar, era una población de dimensiones muchísimo mayores, que dichas aldeas, ya que ocupaba una superficie que iba desde la salida de Bobadilla hasta la entrada de Baños, es una lastima que por intereses no se haya podido hacer un estudio mayor de esa zona, con unas excavaciones arqueológicas que hubieran descubierto la historia que esconde dicha llanura.

Foto de excavaciones arqueológicas
Hallazgos arqueológicos

Su nombre, la afición por los baños de los romanos, nos hace suponer que el origen de su nombre viene de la existencia de unos baños a finales del siglo I, o principios del siglo II en la época romana, también nos hace deducir esa hipótesis el estudio de los restos arqueológicos, aparecidos a la entrada de la iglesia San Pelayo, en la que aparecen restos de cerámica y otros objetos, de un pequeño asentamiento, elaborados entre los siglos II y III aproximadamente, esto nos lleva al embrión del nacimiento del pueblo como tal.

Poco a poco, entorno a dichos baños, se fueron estableciendo pequeños asentamientos por las necesidades de los mismos y fue naciendo un pueblo, llegando un momento en que aquella pequeña aldea la llamaron Baños.
Con el paso de los siglos unas veces por la decadencia, como pudo ser el despoblado de El Villar, las guerras y otras por la peste, especialmente en la edad media, fueron desapareciendo las pequeñas aldeas que existían en la jurisdicción, dando lugar a los actuales pueblos de Bobadilla y Baños de Río Tobía.

Sorprende, dice nuestro paisano Miguel González Garnica, a quien está acostumbrado a incluir el río Najerilla en el paisaje de Baños que sea un pequeño riachuelo, el Río Tobía, que vierte sus aguas en el Najerilla a su paso por tierras de Bobadilla, el que haya dado nombre al pueblo de Baños. La explicación es sencilla: no es la geografía la que le dio nombre, que de ser así se hubiera llamado “Baños de Río Najerilla”, sino la historia. La historia fue la que dividió el valle del Najerilla en distritos o departamentos administrativos y uno de estos se llamó “de Río Tobía”, una vez desaparecidos estos distritos, Baños siguió conservando el apellido “de Río Tobía”, hasta nuestros días.


Representación iconográfica de la vid en un trozo de cerámica
Representación iconográfica de la vid

En el término conocido como “Bañuelos”, que hemos nombrado en el anterior apartado, es indudable la existencia de alfares de tradición romana porque han aparecido restos de “terra-sigillata”, primorosamente decorados. Uno de esto restos, supone uno de los primeros indicios en La Rioja relacionados con el vino, consiste en un fragmento de vaso de “terra sigillata” hispánica, con una representación de un racimo de uvas sostenido por una figura femenina, según los expertos podría tener una antigüedad de unos dos mil años, lo que da a entender la importancia de la cultura del vino en esta zona, ya en aquella época.

“La importancia histórica de esta humilde y estilizada uva es enorme, posiblemente ésta sea LA MAS ANTIGUA REPRESENTACIÓN ICONOGRÁFICA DE LA VID que hoy podamos encontrar en La Rioja. Tenemos que agradecer a aquel desconocido alfarero su gran profesionalidad elaborando y decorando cerámicas que han aguantado el paso de los siglos y que, hoy, nos pueden proporcionar datos valiosísimos para el conocimiento de la vida cotidiana en La Rioja de hace dos mil años” (C. Muntión, La Prensa de Rioja, septiembre-1990).

Artículo de Carlos Muntión sobre el fragmento de vaso de “terra sigillata” hispánica
Artículo de Carlos Muntión sobre el fragmento de vaso de “terra sigillata” hispánica, aparecido en el termino de “Bañuelos”, posiblemente “la más antigua representación iconográfica de la vid que podamos encontrar en la Rioja”. (La Prensa del Rioja, septiembre-1990).

En los cortes geológicos de la Era Terciaria del valle del Najerilla, a su paso por Baños, podemos observar que se encuentran horadados, formando lo que tradicionalmente se ha conocido como “Las Cuevas de los Moros”.

Foto de Las Cuevas de los Moros
Las Cuevas de los Moros

Para algunos estudiosos las cuevas constituyen el tipo de vivienda que se comienza a establecer cuando, a partir de las invasiones de finales del siglo III, la vida en el valle se hace terriblemente insegura. Tal dispersión de población alcanzaría su mayor auge en el siglo V, reduciéndose más tarde a las agrupaciones rupestres monacales y seguramente a otros grupos de cuevas que por su peculiar situación y agrupamiento habían llegado a ser sede de poblados, cuya existencia puede detectarse todavía hoy con carácter meramente cívico.

En concreto nos atrevemos a sugerir la importancia de las cuevas, para la explicación del origen o de la historia de pueblos, como Baños de Río Tobía.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑